26 marzo 2021

SARS-CoV-2 y la Clínica Dental Vélez & Lozano

¿Qué es el COVID-19?

La infección por coronavirus ha sido considerada por la OMS como una pandemia global. Desde su origen ha supuesto una amenaza para la salud mundial, no tanto por su sintomatología, que también, sino por su rápida propagación y contagio. Los pacientes de mayor edad y aquellos con afecciones crónicas de base sufren especialmente complicaciones respiratorias y trombos.

Mecanismos de transmisión

Se transmite mediante el aire que exhalamos al respirar, y la saliva que expulsamos al toser o estornudar, al besar o estrechar la mano, incluso al tocar un objeto que esté contaminado.

Periodo de incubación

El periodo de incubación está estimado en una media de 5-6 días, aunque puede llegar a los 14 días.

Población de riesgo

La población de mayor riesgo en cuanto a síntomas y complicaciones son los mayores de 70 años, aunque la población que hace de vector de la infección en mayor medida es la que está entre 25 y los 30 años.

Sintomatología

COVID-19 es una infección donde la mayoría de los síntomas se sienten en el pecho y los pulmones. Eso es diferente de los resfriados que provocan congestión y secreción nasal. Los síntomas clínicos típicos son fiebre, tos y dolor muscular. Los síntomas menos comunes fueron la producción de esputo, dolor de cabeza, hemoptisis y diarrea.

La Odontología es uno de los sectores profesionales más expuestos, debido a que los pacientes tienen que quitarse la mascarilla irremediablemente al acudir a la consulta. Aún así, la tasa de contagios entre profesionales dentales ha sido menor que entre otras especialidades sanitaras. Debido a este mayor riesgo, los dentistas e higienistas deben usar protección personal como mascarillas, guantes, gafas y batas, dependiendo del tipo de procedimiento que vayan a realizar.

¿Cómo podemos ayudar y ayudarnos en Odontología?

Ante la aparición de una patología dental, como dolor, rotura de piezas, infecciones o traumatismos, el paciente debe acudir cuanto antes a la consulta, en la que estaremos preparados para recibirle.

Evaluación del paciente: el odontólogo debe realizar algunas preguntas, incluso por teléfono, para descartar que haya síntomas de covid.

– Higiene y lavado de manos: la transmisión por contacto no es la más frecuente para el virus del covid. Aún así, debemos realizar un lavado exhaustivo y quirúrgico para reducir en lo posible esta vía de contagio.

– Medidas de protección personal en la clínica dental: consiste en usar gafas de protección, pantalla facial, utilizar gorro quirúrgico, mascarilla ffp2, batas impermeables y guantes. Algunos de estos equipos de protección individual sólo son aconsejables en casos de sospecha de covid o en procedimientos que vayan a generar aerosoles.

– Enjuagues bucales antes del procedimiento: el virus es vulnerable a la oxidación, por lo que se aconsejan enjuagues con peróxido de hidrógeno al 1% o povidona yodada al 0,2%. La clorhexidina no parece ser efectiva para neutralizar al coronavirus.

– Desinfección del gabinete: debemos desinfectar la clínica y los gabinetes a menudo después de cada paciente puesto que podríamos desconocer si son positivos o no.

– Esterilización de instrumental y material, ahora y siempre: 

El primer paso consiste en introducir el material en un desinfectante inmediatamente tras su utilización. Después pasará a la cuba de ultrasonidos, a una temperatura elevada durante 5 minutos. Este equipo transforma la energía eléctrica en unas ondas de alta frecuencia y estas a su vez se convierten en vibraciones mecánicas, esto permite limpiar suciedad de áreas inaccesibles mediante la limpieza manual.

Por último procedemos a un secado minucioso, embolsado del instrumental y esterilización en el autoclave (con vapor a alta temperatura) con lo que eliminamos los microorganismos y esporas.

Ventilar tanto el gabinete como la sala de espera todo el tiempo posible.

¿Cómo prevenir en nuestro día a día?

  • Lava tus manos con frecuencia con agua y jabón.
  • Usa desinfectante a base de alcohol, con concentración entre el 60-80%.
  • Cubre tu boca al toser o estornudar con tu codo.
  • Evita el choque de manos, besos y abrazos.
  • Evita tocar tu cara, en especial boca y nariz.
  • Mantén una distancia de al menos 1,5 metros con otras personas.