blanqueamiento-dental-proceso
30 junio 2021

Blanqueamiento dental: ¿En qué consiste y cómo se realiza?

La luz LED de Philips, ‘Zoom!’, que usamos en Vélez y Lozano

¿Qué es exactamente un blanqueamiento dental?

El blanqueamiento dental es un proceso mediante el cual, gracias a la aplicación de unos determinados productos, se consigue aclarar el tono de las piezas dentales en mayor o menor medida. En concreto los productos clínicos que se utilizan en una clínica dental como la nuestra para aclarar la sonrisa de los pacientes y ofrecer resultados duraderos están basados en el peróxido de hidrógeno o de carbamida en diferentes concentraciones.

El blanqueamiento es uno de los tratamientos estéticos dentales más populares debido a que no entraña riesgos ni complicaciones y es considerado bastante asequible para la mayoría de pacientes en relación a los resultados que ofrece. Además, es un proceso bastante sencillo que apenas requiere de tiempo en la clínica y no es en absoluto invasivo.

Por usar una metáfora sencilla pero efectiva que suele aplicar uno de nuestros doctores, un blanqueamiento dental sería equiparable a limpiar tus uñas. Esto quiere decir varias cosas: es un proceso que recupera el tono natural de tu propio diente, y no lo hace a costa de ‘erosionar’ el esmalte, como alguna gente cree. De hecho, al contrario de la creencia popular, la dentina (la parte interior del diente) es más amarillenta que la cara más superficial.

¿Cómo se realiza un blanqueamiento dental?

En Vélez y Lozano aplicamos lo que se suele llamar un ‘blanqueamiento dental combinado‘, que consiste de dos fases: clínico y ambulatorio.

  • El blanqueamiento dental clínico es el que se realiza en clínica, bajo la supervisión estricta de profesionales y atendiendo sus recomendaciones en todo momento. Se usa un producto con una concentración elevada de peróxido de hidrógeno, que garantiza unos resultados tan rápidos como efectivos, y se activa y ‘fija’ al poro del diente al ser expuesto a las conocidas luces LED azules. Al contrario de lo que muchos pacientes creen, la luz por sí misma no hace ningún tipo de efecto en nuestros dientes, sino que sirve para activar el producto, que es el que consigue aclararlos. En Vélez y Lozano utilizamos la luz azul LED Zoom Philips, que ofrece unos resultados inmejorables.
  • El blanqueamiento dental ambulatorio es, por su parte, el que se realiza posteriormente en casa del paciente. Se le entregan al paciente unas férulas con la medida de su boca, para que encajen perfectamente, y se le entregan jeringas de un producto que debe aplicarse siguiendo siempre las recomendaciones y avisos de los profesionales que le han realizado el tratamiento. Esta última parte es muy importante, por eso es necesario acudir a una clínica dental, ya que un uso excesivo de producto puede producir problemas de sensibilidad dental y un uso por debajo de lo recomendado ofrecerá unos resultados insuficientes.

A veces nos encontramos con pacientes que quieren aplicarse sólo la parte en clínica. Es necesario aclarar que para que un blanqueamiento dental sea realmente efectivo debe ser realizado con sus dos fases completas. Pese a que en algunos centros los ofertan por separado, un blanqueamiento clínico tiene una duración y efectividad más baja que si se complementa con la parte en casa. En Vélez y Lozano solo realizamos tratamientos necesarios para el paciente y eficaces. Tanto es así, que a las seis semanas de haber terminado su tratamiento de blanqueamiento dental se le proporcionará una cita de 30 minutos con Atención al Paciente para evaluar su satisfacción.

Además, antes de realizar un blanqueamiento, es necesario realizar una higiene bucodental clínica por un profesional, para que así no quede ni el más mínimo rastro de sarro o placa que impida al producto penetrar correctamente en el poro del diente y así hacer el máximo efecto posible.

¿Cualquiera puede hacerse un blanqueamiento?

En realidad, sí y no. Es necesario cumplir unos determinados requisitos de salud bucodental, pero son fáciles de alcanzar. Con no tener ningún problema grave, como una caries que requiera una endodoncia, o una corona rota, es más que suficiente. Para asegurarnos de esto en Vélez y Lozano realizamos una revisión -que tiene lugar por parte de nuestros expertos odontólogos- que descarta problemas de salud que puedan entrañar riesgos durante el blanqueamiento.

Hay que tener en cuenta que la ley actual no permite hacer blanqueamientos en embarazadas ni menores de 18 años.

Si tus dudas tienen que ver con encías sensibles u otra preocupación similar, no te preocupes, en nuestra clínica usamos un producto desensibilizante durante el blanqueamiento dental para prevenir que se generen sensaciones incómodas en el cuello de las piezas dentales, una zona más sensible. Además protegemos tu encía de dos formas diferentes. Primero mediante la distribución de una protección aislante especial por tu boca y después con la aplicación de un gel protector específico para estas situaciones, para que en ningún caso los productos para el esmalte acaben afectando a tu encía.

¿Cuánto durará mi blanqueamiento?

Como con cualquier tratamiento de este tipo, ofrecer una cifra determinada o hablar de ‘garantías’ no es solo peligroso, si no además una práctica que poco o nada tiene que ver con la Deontología Odontológica que seguimos en Vélez y Lozano y cualquier clínica dental que se precie. Y es que el efecto del blanqueamiento se mantiene en el tiempo dependiendo de los hábitos del paciente y del tipo de diente. Lo ideal es hacer recuerdos cada 6 o 12 meses con el producto aplicable de las jeringas para que así el aclaramiento se mantenga en el tiempo. Normalmente con solo 5 días de aplicación nocturna -una jeringa- volvemos al color deseado.

Quítate la mascarilla sin complejos este verano.

¿Y por qué no usar pastas blanqueadoras?

Es otra de las preguntas que los pacientes suelen plantear en la clínica. La respuesta en este caso es bastante sencilla: porque no son efectivas. Piensa que el compuesto usado para los blanqueamientos dentales (peróxido de hidrógeno) de uso clínico se encuentra en una concentración que ronda el 35 por ciento y las jeringas que entregamos para su uso ambulatorio se encuentran entre el 12 y el 16% en la gran mayoría de clínicas (en Vélez y Lozano solemos entregar el 16% si el paciente no refiere una elevada sensibilidad, para garantizar el mejor de los resultados posibles), mientras que los productos que se pueden comercializar sin receta no pueden, por ley, superar el 0.1% de peróxido de hidrógeno. Atendiendo a la diferencia de concentración, es bastante evidente que la efectividad de estos productos comerciales es prácticamente nula en términos de blanqueamiento y, además, suelen tener una elevada capacidad abrasiva en contraste con otras pastas de dientes, por lo que los profesionales odontológicos no las recomendamos.

Otros mitos sobre el blanqueamiento dental

Carbón activado

Algunos productos comerciales están incorporando el uso del ‘carbón activado’ como método para blanquear el esmalte y ofrecer resultados duraderos. Sin embargo, no hay ningún estudio científico que demuestre su efectividad en este sentido. De hecho, varias asociaciones de odontología ya han alertado sobre las propiedades abrasivas del carbón, que provocarían exactamente el efecto contrario: desgastar el diente dejando al descubierto la dentina y provocando un color más amarillento en la pieza, además de todos los inconvenientes para la salud que pueda tener.

Agua oxigenada o bicarbonato

Es uno de los bulos más extendidos sobre el blanqueamiento dental, quizá porque se le otorgan una serie de cualidades de ‘medicina tradicional’ o ‘remedio casero’ que suelen despertar las simpatías de cierta clase de personas. Sin embargo tampoco existe ningún tipo de evidencia científica al respecto de su efectividad.

En nuestra Clínica Dental en Murcia hemos lanzado una promoción especial de cara al verano, vigente hasta el 23 de julio, con la que podrás realizarte una revisión odontológica, una higiene buco-dental y un blanqueamiento combinado en 1-3 días a un precio especial reducido.