9 julio 2021

Caries en bebés

¿Pueden los bebés tener caries?

Aunque a muchos pacientes que acuden a la clínica, y a padres y madres en general, les suele sorprender, ningún diente está exento de la aparición de caries, ni tan siquiera los primeros dientes de leche, que suelen aparecer alrededor de los 6 meses y que terminarán de caerse para dejar paso a los definitivos entre los 6 y los 8 años.

De hecho, las caries en bebés progresan bastante rápido, por lo que es importante que acudan con la frecuencia indicada a sus revisiones. Estas caries se suelen manifestar primero mediante la aparición de manchas blancas, que dejan un aspecto mate parecido a la tiza en la parte más visible del diente. Estas ocurren debido a la desmineralización del esmalte en las zonas donde éste queda poroso y pueden cambiar a colores entre el amarillo, el pardo o el marrón mientras van perforando el esmalte (la capa más dura de la pieza dental, que le sirve de protección) y dejan el diente con un relieve marcado y cierta sensibilidad.

Causas de la aparición de caries en bebés

Las causas más frecuentes de la aparición de caries en estas edades tan tempranas son:

  • El uso frecuente de alimentos con alto contenido en azúcar, ya sea leches infantiles preparadas, cereales industriales o cacaos en polvo o batido.
  • Abusar de comportamientos como mojar el chupete del bebé en miel u otros líquidos azucarados.
  • Olvidar la higiene oral del bebé por la noche tras el uso del biberón o la alimentación mediante lactancia materna.
  • Extender la lactancia materna más allá de la edad recomendada de dos años y combinarla con alimentación azucarada y/o mala higiene bucodental.
  • Abusar de los medicamentos que contengan azúcar.

Cómo evitar la aparición de caries en bebés

  1. Cepillar al bebé 2 veces al día con pasta dental de 1000ppm de flúor desde la aparición del primer diente de leche.

  2. Levantar el labio y eliminar los restos de lactancia o alimento con una gasa mojada o dedal tras cada comida como parte de la pauta de higiene oral.

  3. Solo utilizar el biberón para agua o líquidos no azucarados.

  4. Evitar que la familia transmita las bacterias cariogénicas presentes en su saliva hacia los bebés: evita soplar su cuchara, besar su boca…etc. Y es que la caries es una enfermedad transmisible

5.  La OMS indica que los menores de 2 años no deben de consumir alimentos azucarados.

Pautas para el cepillado en bebés

A la hora de cepillar correctamente los dientes de nuestro bebé, recomendamos usar la cantidad correcta de pasta de dientes, que va a depender directamente de la edad, tal y como se indica en esta imagen:

En cuanto al cepillo a utilizar, debe ser específico para menores de 1 año, debido a que su cabezal es más redondo y pequeño, con cerdas muy suaves y un mango grueso que mejora el agarre.

Cómo se tratan las caries de los bebés

  • Mantente siempre informado y sigue los consejos de tu odontopediatra en materia de higiene dental para niños. Será lo primordial para así dar con la causa que las generó por primera vez y evitar que aparezcan unas nuevas o sigan creciendo las que hay.
  • Si la caries está en fase inicial, donde solo existe la desmineralización del esmalte (la mancha blanca), se pincela una capa protectora por encima a base de flúor/calcio/fosfato aplicado localmente para remineralizar el esmalte y sellar los poros que se han creado. De esta forma puede que no cambie de color, pero tendrá un aspecto más brillante y veremos como aparece diente sano.
  • Si ha penetrado en el esmalte, pondremos flúor, pero además necesitaremos rellenar la estructura perdida con obturaciones, que preferentemente realizaremos con materiales que liberen flúor.
  • En los casos más extremos, aquellos donde la caries ha progresado y se ha perdido la mayor parte de la estructura dental, serán necesarios empastes de mayor tamaño, como coronas de acetato o zirconio, pudiendo llegar incluso a afectar al nervio, lo que requeriría de tratamientos más complejos.

La mejor manera de estar seguros de que nuestro hijo se encuentra en un estado de salud bucodental adecuada a tan temprana edad es acudir con regularidad a sus citas con el dentista, donde le realizarán completas revisiones y se asegurarán de que todo marche según debe o, por el contrario, nos orientarán sobre cómo podemos resolver algún problema o evitar que vuelva a pasar. Si pese a esto tienes alguna duda sobre la adecuada higiene que debe mantener un/a niño/a pequeño, o simplemente quieres concertar una cita para acudir a nuestra clínica, en Vélez y Lozano estaremos encantados de atenderte. Puedes contactar con nosotros en el 968 28 46 28 o a través de esta sección de nuestra web.