27 julio 2020

¿Cómo tratar la periodontitis?

En el artículo anterior explicamos qué es la enfermedad periodontal, las causas, síntomas y complicaciones más frecuentes de esta patología tan común en nuestros pacientes.

Esta vez, hablaremos de soluciones: qué tratamiento podemos realizar y cómo podemos prevenir su aparición.

Tratamiento:

El tratamiento puede variar en función de la gravedad del caso.

El tratamiento inicial de las encías consiste en el raspado y alisado radicular, también llamado curetajes.

El raspado y alisado radicular es un tratamiento muy conservador con nuestras encías. Mediante la aplicación de anestesia local nos permite acceder a las partes más profundas de nuestras encías para poder limpiar y desinfectar correctamente sin que nuestros pacientes refieran sensibilidad ni dolor.

Esta es la opción indicada para los casos leves y moderados, y debe ir acompañada de unas técnicas de higiene correctas, para que el paciente sea capaz de mantener la placa bacteriana controlada en casa.

En los casos de Periodontitis más avanzadas, es necesario recurrir a un tratamiento quirúrgico de las encías.

Se trata de una cirugía poco invasiva que permite, mediante visión directa, poder limpiar y desinfectar zonas de muy difícil acceso y, además, poder reparar y regenerar las zonas más afectadas por esta patología.

¿Qué ocurre después del tratamiento?

Una vez realizado el tratamiento, la encía se desinflama, y la microbiota bacteriana se reequilibra. Pero la periodontitis es una enfermedad crónica, esto quiere decir, que si nos descuidamos en la higiene o las revisiones, seguro que vamos a volver a padecerla.

Por ello, es imprescindible seguir un programa de mantenimiento o seguimiento para prevenir y controlar la posible aparición de recaídas, aún más si persiste la presencia de factores de riesgo mencionados en el artículo anterior.

Estos programas de mantenimientos individualizados se basan en controles de placa, para saber cómo de bien nos estamos cepillando, y en caso necesario, reforzar las técnicas de higiene. Además se realizan un control radiográfico y limpiezas periódicas que impiden que la enfermedad periodontal pueda volver a aparecer.

¿Cómo podemos evitar o prevenir la Periodontitis?

La mejor forma de prevenir la Periodontitis es acudir a la clínica dental para realizar revisiones y limpiezas periódicas que nos aseguren el control de la enfermedad y de esta forma, evitar su progresión.

Nuestro dentista o higienista nos puede instruir en las técnicas de higiene más adecuadas para la limpieza de las encías. Además, puede prescribir dentífricos o enjuagues específicos para la prevención de la enfermedad periodontal.