16 enero 2021

La otra cara de la Ortodoncia

¿Cuál es la edad ideal para ponerle ortodoncia a mi hijo/a?

Muchos padres nos preguntan en numerosas ocasiones: ¿cuál es la edad ideal para ponerle ortodoncia a mi hijo/a? Lo cierto es que la respuesta es relativa, pues en muchos casos es necesario actuar desde los 6 años cuando nuestros pacientes más pequeños tienen alguna disarmonía ósea.

Una de las anomalías más frecuentes en niños es la del paladar estrecho. Esta condición se puede producir por muchos factores, entre los cuales se encuentran la respiración oral, la falta de sellado labial, la hipotonía labial, la deglución atípica y la succión digital entre otros. En consecuencia, si el paladar es estrecho, los dientes de arriba muerden por dentro de los de abajo, se llama mordida cruzada.

En estos casos, para resolver el problema de mordida derivado de este paladar estrecho colocamos un disyuntor. El objetivo de este aparato es corregir la anchura del paladar, resolviendo así la mordida cruzada. Este aparato se coloca en los molares y está formado por componentes metálicos o acrílicos, unidos entre sí a través de un tornillo.

¿Para qué sirve el disyuntor?

Este tornillo es el encargado de aplicar la fuerza adecuada para desarrollar el tamaño del paladar. Esto no es doloroso para el niño: solo sentirá un poco de presión cada vez que se active el disyuntor.

Los padres serán los encargados de activar el disyuntor en casa siguiendo las instrucciones de su ortodoncista. Dado que es un tratamiento dirigido a niños, las revisiones en clínica y el control en casa son clave para el éxito del tratamiento.

El tratamiento activo oscila entre los 15 y los 20 días. Durante este periodo se produce la expansión del paladar, siendo normal la aparición de un espacio entre los incisivos superiores, que se cierra de forma espontánea entre 20 y 30 días más tarde.

Pasado este periodo activo, el disyuntor se mantiene en boca durante 6-8 meses, asegurándonos de que se ha formado hueso nuevo y garantizando así la estabilidad del tratamiento a largo plazo.

De esta forma, durante la etapa del crecimiento damos solución a un problema óseo, algo que durante la edad adulta solo podría corregirse a través de la cirugía ortognática.