29 octubre 2020

¿Qué es la elevación de seno?

Quizás hayas oido alguna vez a un conocido decir “no me puedo poner implantes porque no tengo hueso” o “me he quedado sin encías y no puedo ponerme implantes”.

Es cierto que tras la perdida de un diente, y más aún si ha pasado mucho tiempo o había mucha infección, el volumen de hueso y de encía se puede ver perjudicado, siendo necesario aplicar técnicas accesorias para recuperar los tejidos perdidos.

En este artículo vamos a comentar en que consiste una de esas técnicas: la elevación de seno.

El seno maxilar es una estructura aérea, es decir, hueca, que se encuentra a la altura de molares y premolares superiores, y sirve para calentar y desinfectar el aire que respiramos.

En ocasiones, como comentábamos antes, se ha perdido mucho hueso y la distancia hasta esa cavidad es inferior a 6 milímetros, lo que impediría poner un implante con la técnica estándar.

En estos casos podemos ganar hueso de una forma fácil y predecible, rellenando parte del seno con diferentes materiales para que se forme hueso nuevo.

Dependiendo de la cantidad de hueso disponible podemos utilizar diferentes abordajes:

1-  Técnica de Caldwell-Luk: se trata de un acceso lateral al seno. Sus ventajas son que la visión es mayor y el manejo más predecible, aunque requiere un mayor campo de trabajo. Con esta técnica se puede colocar el implante en el mismo acto, aunque no siempre es lo más conveniente. Utilizaremos esta técnica en los casos más complicados, en los que haya menos hueso.

2- Técnica atraumática: se trata de una técnica más limitada en cuanto a acceso y la utilizamos cuando tenemos más hueso disponible, colocando el implante en el mismo acto. En esta técnica, accedemos al seno a través del mismo orificio donde luego vamos a colocar el implante.

En cuanto a los tiempos de curación, depende de la cantidad de hueso residual y estabilidad del implante a la hora de colocarlo, pero voy a intentar resumirlo:

1- Elevación de seno sin implante inmediato: necesita 6 meses de curación antes de la colocación del implante, además del tiempo necesario de osteointegración del mismo, lo que supone aproximadamente unos 10 meses.

2- Elevación de seno e implante inmediato: entre 4 y 6 meses, dependiendo de como de estable se quede el implante al colocarlo.

Si este es tu caso, y crees que no vas a poder ponerte implantes por falta de hueso, no “tires la toalla” y ponte en buenas manos, con un estudio radiográfico en 3D y una correcta planificación puedes recuperar esos dientes perdidos que mejoraran tu calidad de vida.