14 enero 2022

Limpieza con brackets: unas pautas

La ortodoncia fija lleva asociados una serie de contras de cierto peso para los pacientes como puede ser el caso de la higiene. Si bien es cierto que nuestros hábitos de higiene bucal deben ser más minuciosos, puesto que nuestra boca ahora tiene elementos externos como son los propios brackets, los alambres, arcos u otro tipo de elementos empleados habitualmente en la ortodoncia fija, en realidad la higiene con brackets no es difícil, si no algo a lo que debemos dedicar más tiempo y dedicación si queremos tener unos dientes limpios y una encía sana.

Mi nombre es Adrián Melgares, soy higienista dental y auxiliar de ortodoncia en la clínica dental en Murcia Vélez y Lozano y hoy vengo a daros una serie de consejos a la hora de modificar vuestra rutina a la ortodoncia fija.

Me gustaría recalcar algo que ya hemos mencionado, la higiene con ortodoncia fija requiere un especial cuidado y dedicación, debido a que los elementos que precisa para funcionar favorecen que se nos acumulen restos de alimentos y placa en los dientes, y esto puede llevar en ocasiones a generar caries o inflación en las encías, pero esto no tiene por qué ocurrir si conocemos bien cómo debemos cepillarnos y respetamos esta rutina que os voy a ofrecer.

El primer paso es enjuagarnos bien la boca después de comer para quitar con facilidad gran parte de los restos que se pueden quedar entre los brackets y los arcos. El siguiente paso, es el propio cepillado. Debemos comenzar limpiando la zona de unión entre la encía y el diente, ya que es donde más placa se acumula. El cepillado debe realizarse con movimientos circulares y, seguidamente, haremos lo mismo con la parte inferior de la boca, moviendo el cepillo siempre hacia el borde del diente.

No debemos olvidar cepillar también las caras masticatorias de los dientes ni la parte interna de los mismos, una zona que tiende a descuidarse porque no suelen acumular restos visibles o tangibles de comida, pero que también se ensucian cuando comemos.

El tiempo de cepillado debe oscilar entre 3 y 4 minutos, que es lo que se tarda de media en realizarlo correctamente. Además, cuando usamos ortodoncia, se realizan muchos movimientos dentales, lo que da lugar en muchos casos a que aparezcan pequeños huecos entre los dientes durante el tratamiento. Esos pequeños huecos pueden acumular restos de comida, por lo que es importante limpiar bien esa zona. A veces la seda normal no es efectiva y tenemos que recurrir a otras técnicas, por lo que debemos usar los llamados cepillos interproximales o interdentales o un tipo de hilo dental específico para estos casos llamado superfloss.

El superfloss es un hilo dental específico que está compuesto en realidad por tres tipos de hilo: un tramo rígido al final de la seda que sirve como enhebrador y es muy útil para insertar así el superfloss en zonas cercanas al bracket; un tramo ancho y esponjoso que absorbe la placa además de barrerla; y un último tramo que es seda dental normal.

Los cepillos interdentales, en cambio, los usaremos en aquellos huecos o diastemas lo suficientemente grandes como para no poder limpiarse correctamente con seda dental. La forma correcta de usarlo es introducirlo en ángulo y de forma muy suave, sin generar mucha presión, antes de mover de abajo arriba o viceversa. Al contrario de lo que muchos pacientes creen, si al cepillo le cuesta entrar, en lugar de presionar con fuerza, lo que debemos es buscar otro de diferente talla, o podemos dañar la encía.

También es recomendable en pacientes con ortodoncia el uso de enjuagues bucales, que nos permitirán terminar de eliminar la placa acumulada. Además, los hay con contenido en flúor que ayuda a fortalecer los dientes y prevenir la caries o con diferentes propiedades que pueden ayudar a prevenir la inflamación de encías, algo habitual en pacientes con ortodoncia fija. Tu ortodontista puede orientarte a la hora de elegir el mejor para tu caso concreto.

Sobre eléctrico o manual, en realidad no importa qué tipo de cepillo uses, siempre y cuando tengas una técnica de cepillado correcta y efectiva. Sí que deberías tener en cuenta, que existe una gran variedad de cepillos exclusivos para los pacientes que usan ortodoncia, tanto en la gama de cabezales eléctricos como en cepillos manuales, pero si no los usamos como deberíamos, es decir, tres veces al día, cepillado circular y durante 3 o 4 minutos en cada uso, no será suficiente.

Recuerda que llevar una correcta higiene mientras usas ortodoncia fija te garantiza que el día que finalices el tratamiento puedas lucir la sonrisa que buscabas al iniciarlo, no solo en términos de estética si no de salud.

Si tienes alguna duda más sobre la rutina de higiene bucodental que debes llevar con brackets u ortodoncia fija, puedes escribirnos a través de la caja de comentarios o nuestras redes sociales, donde estaremos encantados de ayudarte. Si por el contrario has llegado a este artículo porque te planteas usar ortodoncia y estás sopesando los inconvenientes, lo mejor es que solicites una cita de valoración con nosotros, la clínica dental Vélez y Lozano, a través del 968 28 46 28.