mujer con mal olor de boca
13 agosto 2021

Tipos de ortodoncia: ¿Cuál escoger?

¿Qué es la ortodoncia?

Estamos seguros de que la mayoría de vosotros sabe lo que es la ortodoncia: la rama de la odontología que trata de mejorar la oclusión y la alineación de los dientes mediante la prevención y corrección de las alteraciones en las formas y posición tanto de arcadas dentarias como de los maxilares.

La oclusión a su vez se basa en las relaciones de contacto que existen entre los dientes de distintas arcadas, es decir, la mordida. Por lo que podríamos concluir, de forma llana y sencilla, que la ortodoncia se ocupa de alinear nuestros dientes para proporcionarnos así una mordida lo más óptima posible dadas nuestras circunstancias personales.

Pese a que la gran mayoría de personas al pensar en ortodoncia suelen pensar en los motivos estéticos que nos llevan a querer unos dientes alineados y perfectos, la maloclusión tiene asociados multitud de problemas, entre los que destacan dolores de cabeza, problemas en las articulaciones mandibulares que pueden ir agravándose con el tiempo, bruxismo…y un amplio etcétera. De hecho, son muchos los pacientes que refieren alguno de estos problemas, pero no los asocian a un problema odontológico y no saben lo que la ortodoncia puede hacer por mejorar su calidad de vida en este sentido.

Otro de los errores que se han implantado en el subconsciente colectivo a la hora de hablar de ortodoncia es el asociarla automáticamente a los tradicionales brackets o frenos y a aquellos tiempos en los que los patios del colegio estaban llenos de compañeros con aquellas ‘sonrisas metálicas’. En realidad la ortodoncia ha avanzado mucho, y lo sigue haciendo, y ya hay disponibles muchas más opciones además del tradicional ‘aparato’.

A continuación, os detallamos los tipos de aparatos que pueden ayudarte a conseguir que tu sonrisa y tu mordida sean perfectas.

Dientes con brackets

Tipos de ortodoncia

  • Brackets metálicos: Son lo que conocemos como “brackets de toda la vida” y es lo primero en lo que pensamos al oír el término ‘ortodoncia’. Van adheridos a la cara externa de todos y cada uno de los dientes y unidos por bandas para generar así un movimiento que desplace todas las piezas dentales en la dirección deseada. El tratamiento con brackets suele estar asociado a una mayor inflamación y sangrado de encías, entre otras complicaciones, ya que suele dificultar la higiene. Es por ello que se debe de llevar un riguroso control con cepillado dental, enjuagues bucales, hilo dental y cepillos interproximales. Estos brackets pueden ser molestos debido a la zona en la que están ubicados. En cambio, muchos ortodontistas tienen mayor experiencia en este tipo de sistema, al llevar usándolo casi toda su vida profesional, y no requieren ningún tipo de implicación por parte del paciente más allá de la de acudir a sus revisiones.
  • Brackets estéticos: Son similares a los anteriores, solo que se fabrican en materiales como la cerámica, el zirconio o incluso el cristal de zafiro, lo que provoca que sean bastante menos perceptibles. Por tanto, la diferencia con los tradicionales es fundamentalmente estética, aunque bien es cierto que los brackets metálicos también son más resistentes.
  • Brackets linguales: Son otra de las versiones más modernizadas de los brackets. Se colocan en la cara interna de los dientes (la más cercana a la lengua, de ahí la nomenclatura) y tienen como ventaja que no se ven al sonreír, lo que lleva a muchos pacientes a preferirlos frente a los tradicionales. Las desventajas en cuanto a revisiones, higiene y alimentación son prácticamente idénticas a las de los brackets tradicionales, y además varios pacientes han referido dificultades para hablar con normalidad (debido a los roces de la lengua en los brackets), con la excepción de que es más dificultoso llegar a ellos, por lo que limpiarlos puede requerir algo más de esfuerzo y adaptación al principio. Sin embargo, combinan dos ventajas de la ortodoncia fija y la removible que lleva a muchos pacientes a preferirlos: la estética, ya que no se ven a no ser que queramos enseñárselos a alguien junto a la parte interna de nuestra boca, y el nulo requerimiento de compromiso por parte del paciente de cara al tratamiento, ya que simplemente tendrá que acudir a sus revisiones.
  • Alineadores invisibles: Son fundas de plástico que se elaboran a medida para cada paciente que van cambiando de forma, ejerciendo presiones en los dientes y llevándolos a la posición deseada. Por norma general se cambian cada semana. Durante el proceso de la ortodoncia plástica se colocan lo que se denominan ‘attachments’, que son unos relieves adheridos en varios dientes, que optimizan el avance del tratamiento. Este tipo de tratamiento, el más moderno de los mencionados, tiene varias ventajas sobre el resto, pero desde luego destacan aquellas relativas a la vida normal del paciente. Es una ortodoncia mucho menos dolorosa que el resto, te permite seguir comiendo como siempre (porque te quitas los alineadores), además tus hábitos de higiene dental no cambian ni se vuelven más complicados, y las revisiones son cada 6 u 8 semanas. Por el contrario, la gran desventaja que suele señalar un tipo muy concreto de pacientes, es la de que requiere un compromiso proactivo por parte del implicado. Es decir, si no te pones loas alineadores el tiempo requerido al día (unas 22 horas), el tratamiento no va a funcionar al ritmo previsto ni deseado.

Y después de la ortodoncia…¿qué?

Una de las preguntas que más nos hacen los pacientes antes de comenzar un tratamiento de ortodoncia (pero también durante y algunos en varias ocasiones durante el proceso) es la de, «¿y después?». Lo cierto y verdad es que el ‘después’ suele depender de muchos factores, entre los que se encuentran la posición inicial y final de los dientes, la oclusión, la existencia de alguna enfermedad en las encías, si el paciente está o no en periodo de crecimiento…además, el uso de los retenedores tras un tratamiento de ortodoncia es algo sobre lo que aún no hay un amplio consenso científico, por lo que las opiniones de un profesional a otro pueden variar incluso referidas al mismo caso.

En cualquier caso si quieres conocer más sobre el uso de retenedores fijos tras un tratamiento de ortodoncia, te recomendamos que leas esta entrada de nuestro blog.

Vélez & Lozano, expertos en ortodoncia

En nuestra Clínica Dental en Murcia somos expertos en el uso de todo tipo de ortodoncia, y pioneros a la hora de implementar los más modernos métodos, como el de la ortodoncia lingual y los alineadores invisibles. Con respecto a este último campo, de hecho, contamos con la distinción Diamante, que supone el reconocimiento de Invisalign, el principal fabricante de alineadores transparentes del mundo, de que nuestro centro se encuentra entre aquellos con mayor experiencia y cualificación para el tratamiento de pacientes con este método.

Autor: Dra. Sara Pérez Díaz