El CBCT ha llegado a Invisalign, ¿por qué es importante?

En otros artículos de este blog, a la hora de abordar los avances tecnológicos aplicados a la odontología, hemos hablado de las radiografías CBCT (Tomografía Computarizada de Haz Cónico, si lo traducimos al español, que nos permiten ver prácticamente a la perfección cualquier variedad morfológica que haya en los dientes y en el tejido circundante, tales como el hueso y las estructuras de los nervios en tres dimensiones. Algo parecido a un TAC, más usados en los hospitales y más conocidos por el público.

Ahora, gracias a Invisalign, se ha integrado el uso de esta tecnología con los tratamientos de ortodoncia invisible.

¿Cuál es la utilidad de esto?

Los datos del CBCT se fusionan digitalmente con aquellos extraídos gracias al escáner intraoral, lo que permite a los ortodoncistas visualizar la posición de las raíces de los dientes, algo muy útil a la hora de planear un tratamiento que los va a mover. Es ahí, en la fase de planificación digital del tratamiento, llamada ClinCheck, como ya os explicamos en este artículo del blog, cuando interviene esta nueva función.

Y es que esta función de integración promete ayudarnos a los doctores a ampliar el diagnóstico, lo que a su vez nos permitirá tratar una gama más amplia de casos con el sistema Invisalign gracias al aumento de la visibilidad y el control de las estructuras anatómicas subyacentes del paciente (es decir, las raíces y el hueso) durante esta fase de planificación. Por ejemplo, en pacientes en etapa de crecimiento que presentan dientes retenidos o que no han erupcionado, pacientes periodontales o en casos donde vamos a realizar un tratamiento restaurativo con implantes.

Esta novedad viene a confirmar, una vez más, lo que desde Vélez y Lozano venimos señalando ya un tiempo: el 3D es parte imprescindible y decisiva en el futuro de la ciencia. A continuación veámoslo con un ejemplo práctico:

Radiografía CBCT de un paciente con clase II que presenta un canino incluido.
Aquí podemos ver la misma radiografía 3D pero con los ataches ya planificados para su tratamiento.

Espero que os haya quedado todo relativamente claro, pese a lo complejo del tema, y si tenéis alguna duda podéis hacérnosla llegar a la clínica a través de nuestros canales habituales.