Ataches, botones y elásticos: Invisalign más allá del alineador

La ortodoncia invisible funciona, como la gran mayoría de pacientes ya conocen, mediante el uso de los alineadores, unas fundas de plástico transparente que lleva el paciente y que realizan micromovimientos dentales mejorando así la alineación y corrigiendo problemas de mordida.

Sin embargo, los alineadores no son siempre capaces de realizar todos estos movimientos por sí mismos, y por ello necesitan de una serie de elementos auxiliares. Soy Raquel Lucas, ortodontista en la clínica dental Vélez y Lozano, y vengo a hablaros de ataches, elásticos y botones, o lo que es lo mismo, elementos auxiliares.  

Ataches

Los ataches son los elementos auxiliares que más suelen usarse para complementar un tratamiento de ortodoncia invisible con alineadores. Son unos relieves de composite, el mismo material que se utiliza para los empastes, cuyo tamaño, forma y orientación dependerán del movimiento que queramos que ayuden a generar. Además, sirven para aumentar el anclaje del alineador y evitar que se caiga, lo que también mejora su efectividad.

Los ataches no dañan la superficie del diente en ningún momento, ya que son adheridos a la misma con materiales biocompatibles y se eliminan, una vez finalizado el tratamiento, o cuando sea requerido (en ocasiones es necesario un cambio de ataches en mitad de un tratamiento según los movimientos que vaya requiriendo cada diente). El composite con el que se realizan es del color del propio diente, por lo que apenas perjudican la estética.

Los ataches podrían ser clasificados en función de su objetivo como de rotación, extrusión o de control radicular, entre otros, y gracias a la tecnología ClinCheck de Invisalign, el paciente podrá ver donde irán colocados sus ataches, el tamaño de cada uno e incluso, podrán explicarle el por qué.

Gracias a una plantilla proporcionada por Invisalign, que no deja de ser un alineador, que en la clínica se rellena con composite, el proceso para colocar los ataches es bastante simple y suele ser el primer paso a la hora de comenzar el tratamiento de ortodoncia invisible.

Cuando dichas plantillas están listas, se le graba al paciente la superficie dental con un gel especial, para que las piezas de composite queden adheridas. Entonces se inserta la plantilla como si fuese un alineador más y se endurecen los ataches gracias a la lámpara de polimerizar, por lo que, al retirar la plantilla, han quedado pegados a la superficie vestibular. Se verifica que esté todo bien, y se da por terminado este proceso.

Elásticos y botones

Cuando el engranaje entre el maxilar superior y la mandíbula no es el idóneo, se producen problemas de mordida o maloclusión. En ocasiones estas situaciones no pueden ser resueltas con éxito usando únicamente los alineadores y los ataches, pero sí que pueden ser tratados con la ortodoncia invisible.

Para ellos se utilizan los conocidos como botones. Estos botones, que pueden ser metálicos o estéticos, dependiendo de la posición en la que sea necesario colocarlos para el tratamiento sirven para colocar los elásticos, asociados normalmente al uso de la ortodoncia fija pero introducidos con éxito en casos complejos de ortodoncia invisible para permitir tratar con alineadores casos complicados.

Además de los botones, en ocasiones se realizan unos pequeños cortes en el mismo alineador. Esto permite más versatilidad a la hora de colocar los elásticos, que a veces deben ir unidos desde el botón a la muesca, ejerciendo así la tensión en el punto idóneo, y otras veces de un botón a otro para generar movimientos que requieran implicar ambas arcadas.

Los elásticos pueden presentar diferentes tamaños y grosores, como ya vimos en un artículo anterior del blog, y se fabrican en látex, caucho o materiales similares.

Es gracias a elementos auxiliares como estos que la ortodoncia invisible ha alcanzado sus niveles de predictibilidad y éxito actuales, lo que la ha llevado a su mejor momento en cuanto a popularidad entre ortodontistas.

Espero haber resuelto vuestras dudas en torno al tema, y siempre podéis comunicaros con nosotros a través de los canales habituales de redes sociales y caja de comentarios.

Autora: Raquel Lucas